Dentro de una determinada red se pueden crear uno o más grupos de trabajo.

Podríamos decir que un grupo de trabajo es un grupo de usuarios, dentro de la misma red, que trabajan en un proyecto común.

Para pertenecer a un grupo de trabajo, es necesario asignar para cada ordenador el nombre del grupo al que pertenece y además signarle a este ordenador un nombre específico que lo diferencia de los demás.